Houston Dash-Portland Thorns: Houston, abre una nueva página en los libros de historia

Victoria de Houston Dash por 1-0 sobre Portland Thorns que les sirve a las de Texas para entrar en la primera final de su historia, un gol de Daly y un dominio impecable dan un resultado histórico. 

Houston Dash-1Portland Thorns-0
68′ Rachel Daly

Con la victoria por 1-0 ante Portland Thorns a merced de un tanto de Rachel Daly, Houston ha demostrado ser de esos que se hacen más fuertes en la guerra y no sólo se hacen más fuertes sino que hacen historia una vez tras otra. Un duelo que tras su conclusión por 1-0 ante uno de los gigantes de la NWSL les avala como el primer finalista de esta Challenge Cup

Las ‘orange’ llegaban a estas semifinales para disputarlas por primera vez en su historia bajo lo mandos de la National Women’s Soccer League, no contentas con esto, las pupilas de Clarkson obtienen su primera clasificación para una final con rival todavía por confirmarse. Un duelo que estuvo marcado principalmente por el dominio de Houston Dash. 

Partido que deja mucho que desear a nivel de juego, Houston ha salido ganador y obtiene el billete para la que será la primera final de su historia a merced de una victoria por la mínima ante el que es curiosamente el primer campeón de la NWSL. Caprichos del destino. Su abanderada no fue otra que una Rachel Daly que se ha vestido de capa y espada y ha llevado a las suyas a la última batalla, aunque sin mucho a subrayar sobre la pizarra de Herriman. 

La primera parte sembraba el miedo en la cabeza de los más fanáticos y emulaba los duelos sin goles y sin emoción alguna de los cuartos de final. Aunque sí que pudimos ver detalles como la versión ofensiva de Houston Dash, que a mi parecer fue uno de los principales detonantes de la tarde, llegando con hasta siete artilleras y amenazando al área rival, las de James Clarkson son uno de los principales detonantes de la tarde en la inauguración de Rio Tinto. ¿Ocasiones? muy poquitas pero la mayoría  con un peligro colosal, así como un remate de Sinclair o un robo de balón de Houston en campo rival que se transforma en una gran amenaza.

El segundo tiempo volvió a estar marcado por el dominio de las Dash, que se hicieron fuertes con el balón en los pies y que ahogaron a su rival ya sea con  o sin la posesión. Aunque no fue hasta pasada la primera hora de juego cuando llegaría el primer gol de esta Challenge Cup tras más de 350 minutos. 

La pizarra de Portland Thorns ante Houston Dash: 

Derrota para la historia en un Portland que tuvo que contar con numerosos y bastante escandalosos errores en zona defensiva. Desde la salida de balón hasta la defensa en bloque, Portland careció de organización defensiva. Guardando el carril diestro encontrábamos a una Meghan Klingenberg que estuvo acertada en ataque pero extrañamente no lo estuvo en defensa. Mucho más decadente fue el nivel de una Westphal que para mucho menos se está mostrando al nivel de su antecesora, Ellie Carpenter, la salida de la australiana ha dejado un vacío en el carril de Thorns que ya vimos las primeras jornadas y que parece que Mark Parsons no tiene intención de arreglar. Un equipo que llegaba de tumbar al gran campeón, North Carolina Courage, pero que ha caído siendo inferior ante la nueva ‘naranja mecánica’. 

Uno de los movimientos que más sorprenden en el bando de las ‘whithe’ es el realizado entre Sinclair y Celeste Bourille, si analizamos con delicadeza el momento en el que Portland tiene la posesión del balón en su propio campo, es Sinclair quien ocupa una posición algo más retrasada, en cambio Bourille se queda descolgada por si un balón a la espalda se le presenta como la oportunidad ideal para anotar un tanto en su cuenta particular. Quizás acabemos de presenciar el último partido de Sinclair, su retirada está más cerca que nunca, pero está claro que la jugadora canadiense tiene una manera de entender el ‘soccer’ como pocos, al más puro estilo Guardiola, la estrella de Portland cada vez está retrasando su posición. 

La pizarra de Houston Dash ante Portland:

Me sorprende y mucho el cambio de Houston Dash en comparación con la temporada anterior, de ser el pequeño de la NWSL, ha convertirse en una escuadra temida por muchos y deseada por pocos, la cual ha tumbado por 1-0 a uno de los gigantes del campeonato. Llegaba a las primeras semifinales de su historia y sin comerlo  ni beberlo puede levantar en menos de una semana el primer gran título de su longevidad. El crecimiento de Houston pasa sin lugar a dudas de cero a cien.  

En este partido la producción ofensiva de Houston ha pasado especialmente por la botas de Nichelle Prince, la atacante de Texas firmaba su tercer partido en esta Challenge Cup y el mejor de los tres con una sideral diferencia. Ubicada en la punta de ataque y formando una alianza perfecta junto a la estrella y capitana, Rachel Daly, hemos podido ver algo difícil de presenciar en el fútbol, los roles muy marcados. Con esto me refiero a la organización entre dos estrellas que rara y positivamente, no se pisan el terreno. También fueron Groom y Visalli las que se entendieron a la perfección con la delantera ‘orange’. Con que pasen por las botas de Prince, dos pases son suficientes para llegar al área rival. 

El primer tiempo estuvo algo más marcado por el dominio de Houston, pero aún así el equipo experimentó unas posiciones poco verticales de cara a portería. Con el equipo bien plantado, tan sólo Rachel Daly, Shea Groom y Nichelle Prince parecieron tener intención de tumbar el muro de un Portland. 

Un gol en casi 400 minutos:

Podrás jugar mejor o peor, apellidarte Daly o Sinclair pero aquí el poder lo tiene el que entra el balón entre los tres palos. Un hecho que ha costado de ver en lo que llevamos de fase final, tan sólo ha ocurrido en dos ocasiones… la de Weaver en cuartos de final y la de Rachel Daly en semifinales para dejar fuera al equipo que había anotado el anterior tanto. Segunda casualidad del destino. Un gol que vale oro, y que vale la primera final de la historia para Houston Dash.

¿Otra vez sin Horan?

Volvía a ser Lindsey Horan quien se quedaba en el banquillo de Mark Parsons. En el fútbol como en la vida  no es lo más habitual ni tampoco lo más idóneo arriesgarte una semifinales a partido único sin tu jugadora estrella, tu ‘talismana’, la persona que da sentido al juego, sobre el verde. Entiendo y defiendo que las jugadoras no pueden jugar cada tres días bajo altas temperaturas y que es necesario dar un descanso a todas ellas, pero la realidad es totalmente distinta, no es la primera vez en esta Challenge Cup que Horan se queda en el banquillo, ya lo hizo dos duelos antes, en el que cerraba la fase previa. Algo no me cuadra con Lindsey Horan, nadie se va a la guerra sin su pistola más potente. A no ser que seas entrenador de Portland Thorns y te apellides Parsons, no le salió muy bien la jugada al técnico de Portland. 

Duelo de ‘rookies’:

Lejos del cara a cara hemos presenciado un duelo entre dos de las grandes protagonistas del fútbol femenino; Christine Sinclair y en el otro banda la autora del gol, Rachel Daly, este asalto se ha decantado claramente para las de Houston, la cual ha dado la victoria a las suyas con un brutal cabezazo. 

Por su parte Sinclair, fue de lo poco salvable en el bando de Portland, dejándonos así numerosos y exquisitos detalles tácticos. Aunque el de hoy podría ser su último partido como profesional, si se cumplen los rumores que indican que la recién y atípica temporada es la última de la estrella canadiense, Sinclair

En busca del guante de oro: 

Muchas veces se valora a l@s guardametas por sus números y no tanto por su rendimiento, si tenemos en cuenta esta última calidad y nos mantenemos al margen de pensar en estadísticas, encontramos a Jane Campbell y Britt Eckstrom como dos de las claves bajo palos en esta Challenge Cup. La cancerbera de Portland llegaba al campeonato sin aparentar muchas opciones al puesto de titular, pero la lesión de su compañera, Bella Bixby, le ha brindado la ocasión de brillar y confirmarse como una de las revelaciones del verano, lo más seguro que su equipo no habría llegado hasta este punto sin sus meritorias intervenciones en la ronda anterior. En el día de hoy Eckstrom tuvo faena, aunque no tanta como la vez anterior, pues se enfrentaba a un equipo aparentemente inferior pero que se ha convertido en el primer finalista de esta Challenge Cup.

Algo menos de protagonismo tuvo la portera de Texas, Jane Campbell, que venía de firmar una gran tanda de penaltis en cuartos de final. Encuentro que difícilmente olvidará una de las mayores artífices del hito logrado por el equipo que ha defendido prácticamente toda su carrera y al que ha visto nacer y ve ahora entrar en su primera final de la historia, así como en las primeras semifinales días antes. 

Nos gustará más o menos el juego de Houston pero no nos queda otra que quitarnos el sombrero, aplaudir y reconocer lo innegable; saben a lo que juegan, porque juegan y quieran levantar el título de campeonas para cerrar este maravilloso ciclo. 

Alineaciones iniciales:

Houston Dash: Jane Campbell, Haley Hanson, Ally Prisock, Katie Naughton, Allysha Chapman, Kristie Mewis, Shea Groom, Sophie Schmidt, Nichelle Prince, Rachel Daly, Bri Visalli. 


Portland Thorns: Britt Eckstrom, Christen Westphal, Emily Menges, Kelli Hubly, Meghan Klingenberg, Celeste Boureille, Angela Salem, Rocky Rodriguez, Simone Charley, Christine Sinclair, Morgan Weaver.

North Carolina-Portland Thorns: El peón tumba al rey

Primer partido de la fase final de la Challenge Cup y primera sorpresa del campeonato, porque ha caído North Carolina Courage, ante Portland Thorns, por un resultado de 0-1. 


Portland Thorns 1-0 North Carolina Courage
67′ Morgan Weaver

Sin palabras para definir lo que acaba de hacer Portland, siendo el último clasificado, se planta en cuartos de final y tumba a un N.C que llegaba con un solo gol encajado y habiendo ganado todo. Así van las cosas en el fútbol, muchas veces nos pensamos que el equipo dominador llega con la victoria entre las manos y aún siendo claro dominador, North Carolina ha caído ante Portland dando así la sorpresa del campeonato. 

Menos de un minuto fue necesario para que las de Paul Riley gozarán de una de las oportunidades más determinantes del partido, un regate de Lynn Williams para romper la defensa de Portland dejando a su marcaje sin apenas opciones de arrebatarle el balón. También Portland Thorns dio algún que otro susto a sus rivales cuando el equipo se volcaba al ataque y bien a merced de un córner o de su jugadora estrella, Lindsey Horan, quien desvirtualizaba los ritmos de la zaga rival. 

Con el paso de los minutos, las de Carolina fueron embotellando a su rival y mermando los recursos de este último para hacerles daño, dichas acciones de dominio estuvieron dirigidas por Debinha como de costumbre, lejos de la organización táctica la brasileña también nos delito con ‘sombreritos’, ‘taconzitos’ y frivolidades inalcanzables para el noventa `por ciento de los mortales. 

En el minuto setenta de partido, Morgan Weaver protagonizaba uno de los momentos más relevantes en esta Challenge Cup, porque anotaba un gol ante el que era claro favorito a levantar el título y campeón del campeonato en las anteriores tres ediciones. 

El dominio de las Courage sigue intacto, los resultados no:

En un mundo atizado por el Covid-19, todos los elementos de la tierra han dado un giro de ciento ochenta grados, pero hay uno que se mantiene intacto y con el mismo poderío y frescura que tenía hace meses, este ‘extraño’ pero imbatible elemento es, North Carolina Courage. Por muy bueno e ingenioso que seas, nunca tienes el cielo ganado y sino que pregunten en Carolina. Donde acaban de ver caer a las suyas ante un rival ‘mediocre’ que además les ha dominado por completo. El partido en sí no ha sido malo, si que lo ha sido el resultado. Recordemos que Portland ha realizado hasta 21 golpeos contra la portería rival, diez de ellos entre los tres palos y todos repelidos por Britt Eckstrom.

Cuantas plantillas sueñan con tener a Lynn Williams en cambio, cuentas son las que las sufren en contra. No creo que haga falta indagar mucho en el juego de las vigentes campeonas, pues todos somos sabedores de su versatilidad, electricidad y uno de los conceptos que más demanda tiene en el deporte y que mejor aplican las de WakMed park, la polivalencia, muy capacitadas para adaptarse a cualquier movimiento de su rival.  Pero aún teniendo todas estas cualidades, un muy humilde Portland ha llegado para destruir y dejar el ya vigente campeón como el primer eliminado de la Challenge Cup, se dice pronto; el campeón de la Championship, primer eliminado de la Challenge Cup. 

Portland mejora su versión y hace historia:

En la que parecía ser su tumba, Portland ha sacado más fuerzas que nunca con una primera parte en la que las diferencias entre ambos equipos se decidieron por detalles. Aunque el dominio de North Carolina fue claramente más contundente, no obstante, Portland Thorns no se ha dejado intimidar ante un rival que parecía estar destinado a vencerlos por una goleada de las que ‘escuecen’, pues mientras unas llegaban sin sumar una sóla victoria y sin muchas de sus jugadoras claves, las otras llegaban con pleno de victorias, pero en estos últimos meses hay una cosa que sigue intacta y es que da completamente igual como te llames y de donde vengas, el partido empieza cero a cero y Portland ha sacado tajada de esto para mostrar un nivel de película en los últimos minutos y vencer así por 1-0 ante uno de los rivales más temidos de todos los tiempos. 

Las pupilas de Mark Parsons se refugiaron en sus virtudes tácticas, así como los contraataques o las llegadas por banda para sacar una centro de lo más escorado, fue esta última faceta la que les sirvió para abrir el marcador, les sirvió como aval para dar la cara y marcharse de esta Challenge Cup con la cabeza bien alta. Una versión que se trataría imposible de presenciar sin Lindsey Horan sobre el verde, que como de costumbre ha sido la mayor amenaza en el bando de las ‘blacks’. Partidos como el realizado en el día de hoy por parte de Portland Thorns le dan sentido al fútbol y no nos equivoquemos, Portland no estaba jugando mal, simplemente no conseguía resultados, estaba completamente estancado en la tabla de clasificaciones. Costará olvidar el partido de hoy o mejor dicho, será imposible olvidar el partido de hoy.

Britt Eckstrom, el debut y nombre de la tarde:

En la primera parte las diferencias entre ambos equipos se decidieron por detalles, aunque el dominio de North Carolina fue claramente más contundente, no obstante, Portland Thorns dio la cara y peleó hasta su último suspiro, lo que le llevó a conseguir una de las victorias que se recordarán como más icónicas en la historia de la National Women’s Soccer League.

En esta ocasión, era la guardameta, Bella Bixby, quien se quedaba sin disputar el duelo que abría los cuartos de final debido a unos problemas físicos. Desde una primera instancia se trata de una baja de mucha relevancia, el perder a una de tus mejores jugadoras puede ser de lo más catastrófico, pero en este caso Bixby contaba con una sustituta de primerísimo nivel que ha contado hoy con sus primera apariciones; Britt Eckstrom, gran partido de la guardameta de Rockville que fue clave en este hecho de tanta relevancia para las de Portland. Veremos quien ocupa la portería cuando vuelva Bixby a su nivel habitual, porque Mark Parsons cuenta sin lugar a dudas con dos de las mejores porteras del campeonato. 

Katherine Reynolds y Lynn Williams protagonizan el susto de la tarde:

Corría el minuto treinta y seis de partido y un desafortunado choque de cabezas entre la central, Katherine Reynolds y la atacante, Lynn Williams ha mantenido en vilo ambas escuadras. La delantera de North Carolina se llevó la mejor parte con una ‘sola’ brecha taponada con grapas. Pero el de Katherine Reynolds si que le ha costado caro, la central de la Cascadia caía al suelo desplomada y con un severo mareo acompañado de un abundante sangrado, hasta el momento el club no ha emitido ningún comunicado, pero al parecer no se descarta cualquier tipo de lesión craneoencefálica. 

Sin cambios en North Carolina: 

Curioso es el caso de North Carolina, tan sólo 72 horas más tarde de disputar su último duelo de fase previa ante Sky Blue. Como de costumbre con muy poca faena para los nombres defensivos y con mucha velocidad en la zona de tres cuartos y cuando llega el momento de batir la portería rival. Aunque no les sirvió de mucho esto de no hacer un sólo cambio, porque les tocó encajar la primera y por ende la última derrota de la Challenge Cup

Alineaciones iniciales: 

North Carolina Courage: Katherine Rowland, Addisyn Merrick, Abby Dahlkemper, Abby Erceg, Jaelene Daniels, Denise O’ Sullivan, Sam Mewis, Debinha, Crystal Dunn, Lynn Williams, Kristien Hamilton. 

Portland Thorns: Britt Eckerstrom, Kelli Hubly, Katherine Reynolds, Emily Menges, Meghan Klingenberg, Lindsey Horan, Angela Salem, Rocky Rodriguez, Morgan Weaver, Christine Sinclair, Tyler Lussi. 

Portland Thorns-OL Reign: Todavía sin romper el hielo

Empate a cero entre Reign y Portland, en uno de los derbis de la Cascadia más atípicos de los últimos tiempos, choque marcado por la falta de público y la baja intensidad de sus equipos. 

Portland Thorns0
OL Reign0
Resultado final.

Llegábamos al penúltimo enfrentamiento de la fase previa de la Challenge Cup, que nos ha deparado un encuentro ‘descafeinado’ en todos los sentidos, desde las numerosas bajas en ambos equipos hasta la falta de ritmo en el juego. Un resultado (0-0) que deja el de Portland y North Carolina como el primer encuentro de cuartos de final, a expensas de conocer los otros tres enfrentamientos que abrirán la fase eliminatoria. 

Nombres como el de Fishlock, Raquel Rodriguez o Bella Bixby han sido de los más destacables de un encuentro al que le ha faltado de todo, pero sobretodo jugadoras que se dispongan a romper líneas. 

Una vez más, partido que nos deja muy fríos: 

Una de las características de esta Challenge Cup está siendo la falta de ritmo en las piernas de las protagonistas, son muchos los equipos que apuestan por hacer un juego vistoso, pero si a esto le sumas; ocho meses sin jugar+jugadoras que no se atreven arriesgar su posición, el resultado es el de un partido con mucho toque, con mucho orden pero sin ninguna ocasión, así como ocurrió en el Utah-Reign de la anterior jornada. Aunque todo hay que decirlo, el segundo tiempo ha sido mucho mejor al primero, con más oportunidades para ambos equipos y también con más libertad para las jugadoras.  

Los equipos de la NWSL siempre se han caracterizado por realizar partidos de mucho ritmo, con mucha ida y vuelta, sin un medio campo… uno de esos equipos acostumbrados a depararnos juegos vibrantes es OL Reign, pero las ausencias de jugadoras como Megan Rapinoe, hacen que la intensidad sea menor y que los encuentros pierdan fuelle. 

El caso de Portland es un caso más aislado, las de Mark Parsons nos vienen mostrando partidos entretenidos, aún sin alcanzar resultados, ver jugar a Portland es símil de disfrute para el aficionado neutral, en esta ocasión las ‘blacks’ echaron en falta la presencia de su principal protagonista, Horan, por lo que fue Christine Sinclair la encargada de generar juego. Un Portland que dentro de este inmenso mar de bajas, perdió también a Tobin Heath y Ellie Carpenter antes de empezar el campeonato.  Se trata de sorprendente el cómo un partido con jugadoras de lo más dinámicas como; Raquel Rodríguez o Shirley Cruz, pueda estancarse de esta manera. 

Los problemas de OL Reign, se repiten una y otra vez:

Las dificultades para sacar el balón jugado fueron la tónica de los primeros compases de partido, en numerosas ocasiones, Reign, se mostraba incapaz de rearmarse y salir con el balón jugado, lo que daba armas a Portland para marcar las pautas del encuentro. Cabe destacar un pase erróneo de Allie Long en el minuto cuatro de partido que le ha dado una oportunidad clara a Charley, aunque esta ha terminado sin exito. Las sensaciones que transmitían las pupilas de Farid Bensetti sobre el terreno de juego eran muy similares a las transmitidas en duelos anteriores. Equipo sin ritmo, sin nadie que se atreva a romper con la monotonía y con mucha posesión, pero con una creación futbolística nula. 

Con el paso de los minutos, las ‘blue’ empezaron a mostrar mayor organización y a ‘sentar la cabeza’, aunque sin generar apenas peligro. Como de costumbre, las jugadoras se acomodan, se ‘duermen’ y son incapaces de mostrar un sólo desmarque de ruptura, un amago, algo que nos avale a pensar con un futuro gol. En fin, un equipo que lleva ocho meses sin pisar un terreno de juego, no hay más explicación. 

Una vez llegados hasta el segundo tiempo, el equipo ganó algo más de dinamismo con la entrada de Momiki, quien se ha coronado ya como la revulsiva perfecta para Farid Bensetti.

Portland crece al son del cronómetro: 

Los primeros minutos fueron muy buenos en el bando de las de Providence Park, aunque con el paso de los minutos estas terminaron bajando los brazos y contagiándose así del nefasto nivel táctico que estaba mostrando sus rivales. 

La entrada de nombres como, Tyler Lussi, Autumn Smithers o Gabby Seiler dieron un aire diferente a Portland, un plus de intensidad y frescura, para terminar firmando así unos últimos minutos bastante mejores a los vistos durante el resto de partido. Personalmente me voy muy sorprendido tras ver lo bien que ha respondido el equipo a la baja de una jugadora del calibre de Horan, muy pocos conjuntos pueden presumir de seguir funcionando al mismo nivel con y sin su estrella. Si me tengo que quedar con un nombre de Portland, me quedo con la costarricense Raquel Rodríguez. 

Portland vive en una crisis matemática:

Este empate deja a las de Seattle con cinco puntos en su casillero y a las de Parsons con no más de tres unidades, aún habiendo firmado una fase previa bastante buena, creo que Portland ha merecido mucho más. Un Portland al que le tocará enfrentarse ante el vigente campeón en cuartos de final, North Carolina Courage. Hasta el momento las ‘black’ no han sumado una sóla victoria, lo que les deparará a enfrentarse ante el ‘coco’ de la Challenge Cup. Cuando finalice el último duelo de la fase previa (Carolina-Sky Blue), conoceremos por una vez por todas, los enfrentamientos al completo de cuartos de final. Hasta el momento nos conformamos con el Portland-Carolina. 

Tarde de debuts en els Zions Bank: 

En un partido con pocos nombres a subrayar, el debut de Jessica Fishlock es uno de los detonantes del encuentro, la número diez volvía al verde tras varias semanas arrastrando problemas físicos y aunque no pudo disputar ni siquiera media hora de juego, nos dejó detalles de calidad que siguen intactos ocho meses más tarde. Tengo la esperanza de que con las actuaciones de Fishlock y Adrienne Jordan, Reign empiece a cambiar de cara. 

Tras quedarse sin minutos en duelos anteriores, debido a ciertas molestias físicas, la estrella mexicana volvía al once de OL Reign, Sofia Huerta, volvía a ser la cara y ojos del carril de Reign, aunque muy lejos de su nivel. Prácticamente desaparecida, eclipsada por las incorporaciones de Celia Jiménez y Steph Cox en las bandas, Huerta es una de esas jugadoras a las que se les ha notado el parón de ocho meses, al igual que gran parte del conjunto de Seattle, Sofía me ha dejado muy frío. 

La estrella de Portland se queda en el banquillo:

Saltaba la sorpresa en el once de Portland, su jugadora estrella, Lindsey Horan se quedaba sin jugar, el club no ha emitido ningún parte de lesiones, por lo que se supone que la ausencia ha sido por decisión técnica. Perder a tu jugadora más productiva nunca es plato de buen gusto y mucho más si la ausencia se da en un partido de dicho calibre, frente a tu eterno rival y peleando por salir de una última plaza que supondría prácticamente la eliminación de la Challenge Cup.  

Alineaciones iniciales: 

Portland Thorns: Bella Bixby, Christen Westphal, Katherine Reynolds, Kelli Hubly, Meghan Klingenberg, Celeste Boureille, Angela Salem, Raquel Rodriguez, Morgan Weaver, Christine Sinclair, Simone Charley.

OL Reign: Michelle Betos, Amber Brooks, Celia Jiménez, Lauren Barnes, Steph Cox, Rebecca Quinn, Dani Weatherholt, Allie Long, Bethany Balcer, Jodie Taylor

Portland Thorns-Washington Spirit: Empate frenético con debate en la portería

Tablas por 1-1 entre dos potencias del campeonato, dos potencias que son claras candidatas a levantar la Challenge Cup  y nos han regalado en el día de hoy, un empate vibrante con emoción hasta el final.
Portland Thorns1
69′ Horan
Washington Spirit1
77′ Staab

Washington Spirit y Portland Thorns firman un empate que no sirve ni a unos ni a otros, aunque ambos cumplieron con su nivel de juego, ninguno de ellos cumplió con el que era su único objetivo en el día de hoy, la victoria. Un choque con fuerzas bastante igualadas en el que ninguno de los dos equipos ha logrado despegarse en el marcador hasta la segunda mitad. Un Washington que ha salido con un planteamiento algo conservador y ha sido ese quizás el único aspecto diferencial entre ambas escuadras. 

En un encuentro en el que ambas porteras han sido protagonistas, sobretodo Bella Bixby, abrir el marcador pareció ser algo imposible, aunque ocasiones no han faltado. Ya en el primer minuto de juego, era Ashley Sánchez quien gozaba de una ocasión encarando con la portera, quizás la oportunidad más clara del choque y para casualidades, en el primer minuto de juego. Muy claro fue también el golpeo de Lindsey Horan en el minuto 88, un golpeo que terminaría repeliendo Aubrey Bledsoe. Aunque vimos oportunidades durante todo el partido, los goles llegaron en un tramo de diez minutos, del 69 hasta el 77, era en el 69 cuando Horan abría el marcador y en el 77’ cuando Sam Stabb hacia el 1-1 final tras una jugada ensayada.

No nos podemos ir sin destacar los goles, en especial el de Horan al más puro estilo, Van Persie, con un sutil toque de cabeza que se convierte en un misil. El tanto de Staab trata de toda una jugada ensayada por parte de Washington Spirit, en la que las jugadoras hacen el bloqueo a la defensa rival, para que así Sam pueda entrara a rematar sin oposición. 

Resumen del partido

Muchas ocasiones, pocos resultados:

 En el primer tiempo, a Portland Thorns le gustó marcar los ritmos y manejar algo más que su rival, un dominio que también como de costumbre, llegaba gracias a nombres como; Sinclair, Lindsey Horan o Klingenberg. Hablamos de un equipo que durante el primer tiempo ha dominado bien, sin aparentemente dificultades, además cuando no contaba con la posesión del balón, optaba por adelantar la línea defensiva y tratar de evitar que el rival saliera cómodo. 

Han existido maneras y maneras de luchar contra un Portland que por momentos se ha mostrado dominador, una de esas maneras es la de buscar la espalda del equipo contrario, si tenemos en cuenta que las ‘Thorn’s’ permanecen gran parte del partido en campo rival, igual la opción más simple es buscar a Ashley Sanchez y Yokoyama, dos jugadoras de lo más veloces que encajan a la perfección con el esquema del que es su nuevo equipo, tanto para una como para la otra.  Fue de esta manera como llegó la oportunidad más clara para las ‘black’s’, corría el segundo minuto de partido, y Ashley Sanchez recibía un balón al espacio, la jugadora se plantó delante de la portería con no más obstáculo que la guardameta, Bella Bixby, que terminaría sacando con mucho mérito la que ha sido sin lugar a dudas la ocasión más clara del encuentro.

Esta no es la primera vez que Portland domina y termina sin llevarse los tres puntos, es más me atrevería a decir que Portland está siendo el equipo con peor fortuna del campeonato, porque jugó sus dos primeros encuentros contra vigente campeón y vigente subcampeón, además supo competir de tú a tú en ambos, incluso ante Chicago dominó algo más que el rival, mientras que cuando fue turno de verse las caras con North Carolina Courage, se lo puso difícil hasta el tiempo extra. 

¿No Lavelle, no ‘party’?  

Washington Spirit es quizás uno de los equipos que más expectativas levanta en esta Challenge Cup, una plantilla joven, con identidad de juego, con jugadoras suficientes y con una estrella, Rose Lavelle, que no ha estado presente durante los primeros cuarenta y cinco minutos de la tarde del Domingo. Con la baja de Lavelle, Washington ha carecido de creación ofensiva, cuando el equipo llegaba a portería rival, dejaba de tener recursos, y no lo intentaba más allá que de soltar un golpeo desde la frontal. Con la entrada de Rose Lavelle, todavía se ha ganado más estabilidad sobre el terreno de juego, pues no es de extrañar, de pasar a contar con tu mejor jugadora a no tenerla sobre el césped, hay un paso importante. 

Estadísticas detalladas de Rose Lavelle

El potencial de Washington: 

Ganaran más o menos, pero las jugadoras de Washington Spirit, más concretamente las centrocampistas, cuentan con un potencial táctico y físico que les convierten en uno de los equipos con mejor esquema del campeonato, o por lo menos uno de los más completos. Con una espectacular Rose Lavelle creando juego y con Andi Sullivan cortando la progresión del contrario. Un centro del campo que sostiene sin problemas al resto del equipo y que domina una de las cualidades que más falta hace en la NWSL, el repliegue. Está claro que la fase previa podría haber sido mucho mejor para las de Richie Burke, sobretodo en el aspecto de resultados, porque en lo que a rendimiento se refiere, las capitalinas cumplen jornada tras jornada con todos los objetivos. 

Bella Bixby y Aubrey Bledsoe, dos muros infranqueables: 

Se dice que los partidos se deciden en la áreas, en este caso ha sido así y han sido las porteras quienes se han encargado de dejarnos este resultado. Ambos equipos han gozado de ocasiones a favor y a su misma vez las han sufrido en contra. El encuentro podría haber terminado perfectamente por 3-3, pero Bella Bixby y Aurbey Bledsoe no lo han querido así, la primera siendo quizás la más destacada, se han confirmado como las porteras con mejor estado de forma en esta Challenge Cup. La de los Thorns ha salvado a las suyas hasta en dos oportunidades claras, una de ellas justo al inicio del partido y la otra pasado el minuto 50 de juego, no obstante, Lindsey Horan abrió el marcador en el minuto 69 y Staab en el 77. 

Tampoco estuvo nada mal Aubrey Bledsoe en la portería del conjunto ‘whithe’. Tanto Bledsoe como Bixby se mostraron seguras y con una gran confianza, aunque también ambas mostraron dificultades a la hora de sacar el balón jugado, dificultades que les pudieron haber costado más de un susto. En el caso de Aubrey, esta fue clave en el último tramo de partido, cuando atajó un balón que ya se colaba en la portería, dicha acción se llevó a cabo en el 89’, por lo que de haber sido gol, otro gallo cantaría. 

Ashley Sanchez, y su puesta en marcha: 

La Challenge Cup nos ha brindado la oportunidad de presenciar numerosos debuts, algunos mejores y otros peores, pero dentro de esa bolsa que engloba las jugadoras debutantes que mayor versión han ofrecido, se ve como necesario incluir el nombre de Ashley Sanchez, la de Monrovia, ya no sólo firmó un debut excelente, sino que está logrando progresando en línea ascendente, poco a poco parece que va tomando las riendas del equipo y eso dice mucho de su compromiso. 

Alineaciones iniciales: 

Portland Thorns: Bella Bixby, Meghan Klingenberg, Kelli Hubly, Emily Menges,Christian Westphal, Rocky Rodriguez, Angela Salem, Lindsey Horan, Tyler Lussi, Christine Sinclair, Morgan Weaver.

Washington Spirit: Aubrey Bledsoe, Tegan Mcgrady, Paige Nielsen, Sam Stabb, Natalie Jacob, Bayley Feist,Jordan Dibiasi, Andi Sullivan, Ashley Sanchez, Averie Collins, Kumi Yokoyama.

Más allá de las vitrinas: ¿Que supone ganar la Challenge Cup de la NWSL en el ámbito deportivo y social?

Vuelve el fútbol de la mano de la Challenge Cup de Utah, su ganador no sólo recibirá un ‘simple’ trofeo y ‘un par de ‘medallitas’, sino que contará con numerosas ayudas deportivas, la mayoría de ellas se sucederán a largo plazo. 

Sigue leyendo «Más allá de las vitrinas: ¿Que supone ganar la Challenge Cup de la NWSL en el ámbito deportivo y social?»

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: